sábado, 28 de enero de 2017

Son las tres solo es eso

Son las tres.

Por mi puerta pasa la noche, corita y blanda, y las ramas del añoso cedro entablan con el ciprés y el viento un murmullo de silenciosos rezos.

Son las tres, rilan mensajes de luz en código morse las hojas de los limoneros... una gota de agua y el viento, haz y envés verdinegro y gris, punto y raya y la gota de agua se zambulle en el charco que a sus pies formó el aguacero. El agua el un charco, la calle dormida, está lloviendo fuera y llueve dentro.

Son las tres, y a mi cancela llama sombrío el invierno, y el frufrú de las hojas reza letanías y en mi alma ahora tranquila también es invierno.

Publicar un comentario