lunes, 12 de octubre de 2015

La tarde en que nos hicimos viejos























Fue la tarde en que nos hicimos viejos
una tarde otoñal parda y fría
en que el viento rezaba letanías
en cadena del llar y su aparejo

Rescoldo el fuego bajo la marmita
y crepitan en las brasas borbollones
que huyendo del calor al fuego vienen
como hervían en mi pecho sinrazones

Fue la tarde que nos hicimos viejos
con el calor del sexo y sus carbones
al anotar como míos tus pendejos.

Mientras el arrebato te hacía mía
extraviando el querer en mis pasiones
mi libertad dejé a tu piel prendida

La tarde que al menos yo me hice viejo...
(revisado en 13/10/15)
Publicar un comentario