domingo, 22 de marzo de 2015

Lecturas de niño.






Corrían mis ojos por el texto negro,
como podía haberlo hecho un tren
de aquellos de mil ochocientos.

Ringleras de letras como los raíles
fijos al balastro de la hoja impresa
prometían cierto, nuevos desenfrailes
promisión de aventuras para un liberto.

Corría mi vista quemaba el aliento
corría leyendo leía corriendo
y echaba humo hasta mi cerebro.
Tut tut el tren de los cuentos

Desde las oscuras galeradas luego
a mi seso suben nuevos personajes.
por el mundo incierto leer es un viaje
Julio Verne era el interventor
y Samuel Langhorne era fogonero.

Y un día el tren cof cof tosiendo de para
¿qué pasa no hay viaje? Asmático pito
leyenda lejana. ¡Viajeros al tren Viajeros al tren!
salimos de Infancia nuevos maquinistas

Otras galeradas autores mas serios
en este trayecto leer es oficio
de los chicos buenos sesudos y serios

Publicar un comentario