domingo, 8 de diciembre de 2013

Un día nuevo llega




Montado en el solar carro de fuego

con examen de dudas en tu ojeo

naciendo otra vez luces y sombras

allí donde observando envenenas.

Vuelve la luz y con la luz la duda

la elección torpe entre sol y sombra

eterna dicotomía pro y contra.

Ser o no ser de duda, soliloquio

aquello que en el alba era sombrío

aparece en la tarde de las cosas

con clara claridad ya vespertina

mudada la razón o el atavío.

Días años, las cosas en sí, ¿mutan?

O solo es mutación en la apariencia

creada por la luz de la experiencia.

Años viviendo entre fulgor penumbra

tiñendo el panorama luz y sombra

que razón es, que a más luz haya

haya también más sombra.

Casi prefiero la suave claridad

pensamiento nocturno como luna

que deja la verdad en la penumbra

pensamiento apagado de fulgores

igualando en su matiz luces y sombras

engendra más llevadero panorama

la noche de razón y alienaciones

el cuadro de la especie humana.
Publicar un comentario