sábado, 21 de diciembre de 2013

Otra vez mi viaje

He caminado horas por el monte
en busca del roble del druida viejo
pasé junto a los lamas que tienen
por techumbre el cielo
y sin embargo miran hacia dentro
Una llar entre los riscos
la túnica azafrán
el pelo al cero.
Paso otra vez entre las cumbres
desfiladero angosto
ulula el pensamiento.
Y enseña a lo lejos el puerto
que preñado de nubes al tornasol
incierto de añiles y de rosas
sea quizá entrada de el cielo.
He corrido otra vez por las mesetas
las quebradas barrancos y oteros
Andando en mi volar como un deseo.
He bajado otra vez donde las jaras
tapizan el suelo allí donde los hombres
se hicieron pastores y guerreros.
Para volver la vista y el deseo
a la cumbre que amenaza con heleros.
Publicar un comentario